De extremo a extremo

Todavía hoy muchos padres y madres tienen pendiente una decisión: vacunar o no a sus hijos menores de edad.

Algunos se preguntarán que por qué decidir –sin caer en la cuenta, o siendo perfectamente conscientes- de que la inacción es ya una decisión. Lo harán por sí mismos, dejándose o no guiar por sus respectivos gobernantes, por los medios de comunicación, o por sus médicos/as. Hagan lo que hagan, están en su total derecho, que para eso tienen la legítima patria potestad de sus hijos menores que, sí, algunas autoridades han osado cuestionar.

Ante decisiones de distinta naturaleza, me gusta ir de extremo a extremo, sabiendo que pueden no existir esos extremos o que, todavía, no han podido ser contrastados. Hablemos, pues, en hipótesis, para el caso de la vacunación:

Hipótesis O-Optimista: La vacuna evita el contagio o, de no evitarlo, evita consecuencias fatales, incluso a personas, como los niños, a los que el covid no les afecta casi lo más mínimo (*). Además, seguimos con lenguaje hipotético, la vacuna no tiene ninguna consecuencia negativa a corto, a medio y a largo plazos.

Hipótesis P-Pesismista: La vacuna es absolutamente ineficaz; todo lo contrario: la vacuna tiene consecuencias fatales en la salud de los niños bien a corto, a medio o a largo plazo, que pueden llevar a la enfermedad crónica, a la infertilidad, o a la muerte -seguimos en hipótesis-.

Ahora, la posibilidad de elegir -si vacunar o no- da paso a estas cuatro escenarios, que ayudan a la decisión:

(*) Ver grado de afección del covid, por edades: ver aquí  o aquí.

Para terminar, hay una pregunta obvia: ¿qué probabilidades hay de que se cumpla cada hipótesis? Y otras no tan obvias:

  • En el supuesto de que convivan las dos hipótesis, digamos, al 50%, ¿estoy dispuesto a participar en esta ruleta rusa?
  • Aún en el supuesto de que la hipótesis P-Pesimista sea muy improbable, ¿quiero arriesgarme a que las efectos adversos se materialicen –puede que ocurra a medio o a largo plazo-?

Y la definitiva: entonces, ¿qué?, ¿qué les quieres proporcionar a tus hijos?

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *