Honrar a nuestros difuntos

De múltiples maneras queremos honrar a nuestros difuntos, los más recientes y los que fallecieron años atrás. Ruego una oración -una más- por todos ellos, conocidos, y por los de otras personas, entre ellos:

  • 112.714 fallecidos por cáncer en España en el año 2018 (*)
  • 99.149 fetos abortados en España en 2019 (**)
  • 49.520 fallecidos por coronavirus en España en el año 2020 (***)

(*) Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE): defunciones por cáncer, 2018
(**) Datos del Ministerio de Sanidad: abortos, 2019
(***) Datos del Ministerio de Sanidad a 21/12/20 (72.910 personas a 17/3/21): muertes por coronavirus, 2020-2021

Descansen en paz.

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

¡Gracias, doctor!

  

Sentir agradecimiento y no expresarlo es como envolver un regalo y no entregarlo. -William Arthur Ward-

Gracias Dr. don Luis Miguel Benito de Benito, por su acompañamiento todo este tiempo, y por mostrarnos otra perspectiva de la realidad.

www.El médico tras la verdad 
COROVANVIRUS. Tras la vacuna
También en Telegram: DrDeBenito

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

¿Cómo tener éxito en tus empresas y proyectos?

 

Suelo leer ensayos. Me gusta leer ensayos. Textos que inspiran la mente y estimulan el ánimo. Con frecuencia, incluyen recetas. Normalmente, contrastadas. A alguien le han funcionado. Sobre comunicación personal y en los negocios; sobre educación de niños y jóvenes; sobre mútiples –y muy prácticos- asuntos. Hoy, al levantarme, abro al azar el libro que quedó la noche anterior sobre la mesa del salón.

  • Cuando muera, hijo, dame digna sepultura. Respeta a tu madre, no la abandones mientras viva. Complácela, no entristezcas nunca su corazón. Recuerda, hijo, que sufrió por ti muchos peligros mientras te llevaba en su seno.
  • (…) Pórtate bien toda tu vida. No vayas por caminos de iniquidad, pues si obras la verdad tendrás éxito en tus empresas, igual que los que obran la justicia.
  • Da limosna de cuanto posees; no seas tacaño. (…) Da limosna en la medida que puedas. (…)
  • Guárdate, hijo, de la fornicación. (…), ama a tus parientes.
  • La soberbia acarrea inquietudes y ruina. La pereza conduce al hambre y a la pobreza. La pereza es madre de la miseria. 
  • (…) Pon cuidado, hijo, en toda tu conducta, compórtate con educación. No hagas a nadie lo que tu aborreces. No bebas en exceso; no te aficiones a la embriaguez.
  • Comparte tu pan con el hambriento y tu ropa con el que está desnudo. Si algo te sobra, dalo con generosidad al pobre, y que tu ojo no mire cuando des limosna. (…)
  • Busca el consejo de los sensatos; no desprecies los buenos consejos. Alaba al Señor Dios en todo tiempo, ruégale que oriente tu conducta. Así tendrás éxito en tus empresas y proyectos. (…)
  • Recuerda, hijo, estos preceptos, no los olvides jamás.

Se trata de un pasaje del Antiguo Testamento: textos extraídos del capítulo 4 de Tobías, que conservan su validez todavía.  Aunque, según en quiénes, cueste reconocer.

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

 

Nubes después de las nubes

¡A ver si pasa todo! Lo oímos sin cesar. Lo dices tú, lo digo yo.
Imagina que ya todo ha pasado. No importa cuánto tiempo haya transcurrido. El suficiente. ¿Lo imaginas?

¡Qué alegría! Todo ha pasado ya. Piensa, por un momento, gracias a qué:
 – ¿Gracias a las mascarillas en todos los lugares, a todas las horas, con cualquier persona?
 – ¿Gracias al distanciamiento, incluido el de las personas más cercanas?
 – ¿Gracias a las reuniones de diez? ¿A las de seis? ¿O a las de cuatro?
 – ¿Gracias a las limitaciones de aforo en restaurantes, teatros, conferencias, lugares de culto, pero no en el transporte público?
 – ¿Gracias a dejar de abrazar a tus padres, a tus abuelos, a tus hijos?
 – ¿Gracias a las vacunas?
 – ¿Gracias al estado de alarma y a quienes lo impusieron?

¿Gracias a qué de todo lo anterior? ¿A todo, todo? No habrá certezas. Entonces, por si acaso, intuyo que:
  – Seguirán siendo obligatorias las mascarillas en todos los lugares, a todas las horas, con cualquier persona.
  – Seguirá siendo obligatorio el distanciamiento, incluido el de las personas más cercanas.
  – Seguirán restringiendo las reuniones a seis o cuatro personas.
  – Mantendrán las limitaciones de aforo en restaurantes, teatros, conferencias, lugares de culto, pero no en el transporte público.
  – Seguirán recomendando no abrazar a tus padres ni a tus abuelos ni a tus hijos.
  – Mantendrán las vacunas de por vida.
  – Mantendrán el estado de alarma –o amenazarán con él para seguir legislando a su antojo-, los mismos gobernantes de ahora, o los que los sucedan.

Dirás, tal vez, que esta es una visión catastrofista. Y que me equivoco. Que después de uno, tres o cinco años, ya no habrá rastro del virus. Y digo yo, ¿qué virus? Otro saldrá, o este mutará. Entonces, rastro no habrá de nuestra libertad. O, quizá, superman nos venga a rescatar, disfrazado de  verdad. 

Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

Felicidad: noble aspiración

Felicidad

En momentos en los que muchos necesitamos recuperar nuestra salud mental –si es que la tuvimos algún día–, traigo a colación a Martin Seligman. El padre de la psicología positiva nos anima a aspirar a la felicidad y el bienestar a través de:

  1. Experimentar emociones positivas; las que nos aportan placer, en su acepción más amplia.
  2. Comprometernos, involcrarse en algo digno; lo que mantiene el ritmo de nuestras acciones y eleva el ánimo.
  3. Mantener relaciones personales positivas.
  4. Lograr metas, incluso triviales.
  5. Disponer de un propósito, dar un significado a lo que hacemos.

Quizá estas preguntas ayuden a pasar a la acción en lo que, en mi opinión, resulta más sencillo:

  • ¿Qué actividad haré cada día que me provoque una emoción positiva o más? ¿Qué actividad placentera, por sencilla que sea?
  • ¿Con quién voy a relacionarme en los próximos días de manera positiva? ¿Qué voy a hacer que suponga una relación positiva?
  • ¿Qué he logrado en los últimos días, habiéndomelo propuesto expresamente o no?
  • ¿Cómo puedo dar significado a lo más relevante que hago cada día?

Para quien se atreva con algo más a medio y largo plazos:

  • ¿Con qué causa quiero comprometerme y trabajar en su favor?
  • ¿Qué hábitos voy a adquirir para fomentar relaciones personales positivas?
  • ¿Qué metas quiero alcanzar, por las que me dispongo a perseverar?
  • ¿Cuál es la razón por la que salgo con ilusión cada día de la cama? ¿Qué propósito persigo con lo que hago?

Tal vez, por ahora, basten dos o tres preguntas, respondidas desde el corazón. ¡Felicidad: noble aspiración!

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

 

FELIZ NAVIDAD

Imagen: Gruta del Pesebre (Greccio, Lazio)

En medio de circunstancias especiales, añorando la cercanía de los que más queremos, sintiendo la dolorosa ausencia de quienes ya no están, la esencia permanezce. El amor, el amor tiene la última palabra. Para los creyentes, el amor misericordioso de Dios, que se hace hombre. De corazón, te deseo ¡FELIZ NAVIDAD!

«Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.» (Lucas 1, 78-79) 

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

El jilguero que escuchaba a las flores

Me despierto sobresaltado,
Sin motivo; todo está controlado.
Ya no tengo que cambiar la hora.
Lo hace sola mi computadora.

¡Qué relajo!
Menos trabajo.
Incluso, menos incertidumbre.
Tampoco ya tengo que hacer lumbre.

Adiós también al antiguo despiste
De ponerle demasiado pronto el alpiste
Al jilguero de mis sueños
Que dejó de cantar por no tener dueños.

¿Añoranza de tiempos anteriores
En los que escuchaba las flores?
Reposadamente, observo al jardinero
Que, de buena gana, limpia el sendero.

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

Despierta, tú que temes

Pensaba yo que lo contrario del miedo era el coraje. Dicen, sin embargo, que el coraje no es la ausencia de miedo, sino actuar a pesar del miedo. Esta consigna, tan aparentemente sencilla, no parece que la sigamos muchas personas que solemos bloquearnos o alterarnos por el miedo. 

Añoro actuar sin miedo. Preferiría, antes de actuar, liberarme del miedo. Es lo que, normalmente, se hace con cualquier problema: eliminar su causa. Preferiría, sí, liberarme del miedo. Ese que me han inoculado en dosis extras, por múltiples vías:

  1. Sobre-exposición de información negativa, catastrofista, resultado de un evidente ¿y premeditado? sesgo informativo.
  2. Incertidumbre al futuro o, peor todavía, anticipo de un futuro infausto.
  3. Embustes y engaños, apoyados en postulados científicos -que tienen sus correspondientes postulados contrarios, también científicos-.
  4. Desconfianza hacia el prójimo, ese que siempre ha sido mi amigo -cuando no, a los propios familiares-.
  5. Opresión, a través de imposiciones legislativas, con la excusa de protegerme a mí y de proteger a los demás.

Despierta, tú que temes. Del miedo nos libera el conocimiento. Y el amor, siempre, el amor.

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

¡Volver a hablar!

      Querido Humberto:
      ¡Cuánto me gustaría volver a hablar con ella! La echo tanto de menos… Su comprensión, su amabilidad, su delicadeza. Su respeto, su no juzgar. Sus palabras cariñosas. Aquellos momentos tan especiales; sus enseñanzas. Hace ahora tanto tiempo que no hablamos.  
      ¿Sabes?, no es porque yo no quiera. Ni por un bloqueo emocional. Tampoco por falta de tiempo… no por exceso de trabajo, ni porque los niños me tengan especialmente atareado. Tampoco por los ratos de ocio que comparto con mis amigos. O por la lectura y otros pasatiempos. 
      Dejadez, ¿te preguntarás? No, tampoco es dejadez. Simplemente, es demasiado tarde ya: mi abuela está muerta; mi abuela murió siendo yo un chiquillo, incapaz, en la niñez, de imaginar que un día ya no estaría conmigo y que, entoces, entonces, nunca más podríamos hablar.
      Al menos, a ti, querido Humberto, por fortuna, a ti te puedo llamar. 

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com

¡Nos ponen a prueba!

Hay momentos en la vida en los que las circunstancias nos ponen a prueba.  En ocasiones, simultáneamente a toda la población. Y, con ello, a todo nuestro entorno, a todas las personas con las que nos relacionamos. Ponen a prueba  nuestros valores, nuestro carácter, nuestras cualidades humanas.

El momento actual es uno de ellos: exceso de información, incertidumbre, teorías de un tipo y del contrario, opiniones encontradas, argumentos opuestos, órdenes y contraórdenes, imposiciones legislativas, …

Se pone a prueba nuestra paciencia, la capacidad de escucha, los niveles de tolerancia, la capacidad de aguante. En definitiva, nuestras capacidades para seguir relacionándonos con los demás con absoluta naturalidad, con cordialidad, a pesar de las diferencias. También con los más cercanos: familiares, amigos, compañeros de trabajo.  

Es tiempo de apelar a los valores que facilitan la convivencia, cada uno con sus diferencias. Apelar al respeto, a la libertad de pensamiento y de expresión, a la libertad de actuación. Y, cómo no, a la aceptación. Aceptar que hay distintas opiniones, distintas perspectivas, distintas propuestas de afrontar un mismo desafío; múltiples intereses. Aceptar que no todo puede ser como a nosotros nos gustaría. Que los demás pueden estar en desacuerdo con nosotros, sea por lo que sea. 

Se pone también a prueba nuestra inteligencia, la capacidad crítica, la capacidad analítica, nuestra hambre de verdad; la defensa de la libertad.

Es tiempo de reflexionar. Ante tanta incertidumbre, ante tantas verdades a medias. Ante muchas mentiras; ¿manipulación? Momento de rescatar nuestros talentos: de  cuestionarnos los planteamientos que se dan por sentados. De acudir a otras fuentes, de investigar, de contrastar, de pedir aclaraciones. Tiempo de buscar la verdad.

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com