Mariposas en el jardín

Se le había dado mal el día, bastante mal. Y eran ya varios días así. Una mala racha.

Por la tarde, el cansancio empezaba a hacer mella. No era cansancio físico; era cansancio mental, psicológico, que pesa más.

Se acostó pronto, queriendo olvidar, queriendo escapar. Como otras veces antes, en situaciones similares: darse un respiro.

En la cama, se preguntó: ¿por qué a mí?, ¿por qué ahora?, ¿por qué tan fuerte?

Por fortuna, el sueño le venció enseguida.

Despertó sintiendo una calma inusual. Recordó su sueño: mariposas de colores. Preciosas mariposas de colores sobrevolaban un jardín rebosante de luz.

Amanecía un nuevo día, un hermoso día.

¡Feliz domingo!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!

What a blessing!

You can recognize them quite well. You can see it in their faces: there is a magic brightness in their eyes, a permanent kind greeting in their smiles.

They are persons like you and me. No matter their education level, neither their social status. They face similar difficulties than us. It doesn’t matter where they live.

What matters is that they have a strong joy inside them.
They feel a hopeful trust in what is coming.
They are always thankful for what they get, no matter how much expected it is. They accept it, they welcome what it comes to them. Even whether it is good or bad.
They face future with confidence, no matter how uncertain it is.

Where do these joy and confidence come from?
I see that they have a spiritual gift in common: they pray to God, they praise God, they worship God.They say their joy and strength are coming from God.

Thank you, God, for having them among us. Thank you, God, for their blessed presence in this world in need! Thank you all, indeed.

Have a nice week!

Un enfoque diferente

Hoy te traigo un juego sencillo, relajante; lo puedes hacer en este preciso instante.
¡Ánimo! Te llevará unos pocos segundos.O dos minutos, a lo sumo.  

Solo tienes que elegir un color. Verde, por ejemplo, y concentrarte en tu elección:
Fíjate en todo lo que es verde a tu alrededor.

Un objeto pequeño, uno mayor, algún ser vivo…, algo inerte.
Sigue escrutando … ¡en busca de lo verde!

Ahora, prepárate para cerrar tus ojos, justo después de la siguiente frase:
Recuerda y enumera todo lo que hayas visto, ¡de color amarillo!
Cierra tus ojos ¡ya!

Sí, el mundo es más que lo que te muestran, es más que aquello en lo que, en un momento determinado, pones el foco. Ocurre, aunque no lo enfoques, aunque no lo veas, aunque no lo aprecies.

Y ahora, ¿qué vas a enfocar?

¡Feliz fin de semana!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!

Mientras encontramos una alternativa mejor

Cada año las esperamos con muchas ganas, con más ganas. ¿Justificadamente?

Tanto si vienen una vez al año como si lo hacen con más frecuencia… más cortas o más largas… casi con ansiedad las esperamos. Con cariño e ilusión las planificamos, las preparamos.

Aun dándonos cuenta, enseguida, de que son efímeras, de que pasan en un visto y no visto. ¿Son tan valiosas, acaso? ¿No tendrás una alternativa mejor?

Somos conscientes de su brevedad. Por eso, desde el primer día nos aferramos a cada experiencia, a cada detalle, a cada emoción, a cada vivencia.

Madrugamos más o, tal vez, dormimos más… descansamos más o, al contrario, nos dejamos cansar más.

Queremos perpetuarlas: fotografías, videos, postales, dibujos, souvenires… todo, recuerdos de lo que fueron, de lo que vivimos, de lo que sentimos.

Ante la tesitura de elegir entre solo disfrutarlas o solo recordarlas, ¿qué preferirías?

En cualquier caso, mientras llega una alternativa mejor:

¡Disfruta de tus vacaciones un montón!

www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!

10 razones por las que te animo a escribir

Porque tienes mucho que compartir, te animo a escribir.
En prosa o en verso, a una cara o usando también el reverso.

Por entretenimiento, escribe un cuento.
O un microrrelato, si solo tienes un rato.
Tal vez, un sainete, si te apetece.

Por devoción, puedes escribir una oración.

Tiene efectos terapéuticos, en momentos de convulsión.
Si buscas calma, escribir te elevará el alma.

Ayuda a clarificar las ideas, cuando reina la confusión. O la indecisión.
Y a concretar, si tiendes a la dispersión.

Puesto a soñar, ¡escribe! Más lejos vas a llegar.

Anuncia tu compromiso: lo escrito se torna obligación.
Guiará tu conducta, si la has plasmado con anticipación.

Porque, da igual si lo publicas o no,
por algún motivo que no adivinas, tiende a cumplirse lo que escribas.

Porque es una manifestación del corazón, ¡escribir con amor es mi recomendación!

¡Feliz fin de semana!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!

Glorificar a Dios con mi vida

Fue un domingo de estos. El sacerdote acababa de dar su bendición al final de la misa cuando, inesperadamente para mí, que me disponía a desfilar hacia la calle, lanzó una última prescripción: “Glorificad a Dios con vuestras vidas”.

Sorprendido, repetí esa instrucción en mi interior y, pronto, la orden dio paso a una pregunta que me acompañó el resto de la semana.

Asistas o no a misa; seas creyente, agnóstico o ateo, puede que, también a ti, te acompañe hoy una pregunta similar.

¡Feliz semana!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!

¡Es de los míos, otra vez!

Es doloroso ver problemas de relación entre miembros de una familia: hijos que desprecian a sus padres, padres que reniegan de sus hijos, hermanos que no se dirigen la palabra, primos que evitan verse, cuñados que hablan mal el uno del otro y viceversa…

¡Cuánto dolor, cuánta incomprensión!
Más doloroso, todavía, si esa familia es la tuya. ¿Qué barreras puede haber? ¿Tan fuertes como para no derribarlas?

Falta de apego; quién llama primero,
quién entregó más; quién trabajó menos,
quién no preguntó; quién murmuró; quién no se ofreció.
¡Tantas diatribas!

Ya sé que para juzgar tu caminar, antes, he de calzar tus zapatos y sentirlos en mis pies. Pero, ¿has calzado tú los suyos? ¿Los de ese, los de esa con quien te llevas tan mal?

No quiero hablar sobre perdón, quisiera primero lograr comprensión.
¿Qué lleva a una persona razonable, educada, amable, a semejantes decisiones?
¿Qué reglas tienes tú para dar y retirar la confianza? ¿Cuándo justificas dejar de hablar?

Para la mayoría, suele bastar con que “nos falle” ¡una sola vez!

  • Me levantó la voz… Me ninguneó… Olvidó llamarme… Me negó un favor… Me llevó la contraria… Me dejó solo… Me faltó el respeto… No me prestó… Me sisó.

Con frecuencia, no consentimos ninguna debilidad o, simplemente, dejamos de respetar su singularidad. Y su derecho a decir NO.

¡Son personas! No santos, ni santas. ¡Rebajemos las expectativas! ¡Un poco de clemencia!

Aunque no seas cristiano: Mateo 5:23, 24: Si estás presentando tu ofrenda en el altar, y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,  deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Nos lo recordó la Madre Teresa de Calcula: Si quieres hacer algo más por la paz en el mundo: ve a tu casa y ama a tu familia.

Yoshinori Noguchi nos da una alternativa en su libro La ley del espejo.

 ¿A qué persona quieres recuperar? ¡Hoy mismo, lánzate a llamar!

¡Feliz semana!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!