¿Por qué elijo confiar?

  • Hace 40 años, o más.
  • Estamos en la explanada, justo después de salir del colegio. Vamos a jugar a las canicas.Además de los habituales, hay tres chicos que no conocemos, mayores que nosotros. Se aproximan a Carlos. Le hablan, pero él se va. Ahora vienen a mí. Parecen majos. Uno de ellos me pide que le enseñe las canicas.
  • – ¿Todas? ¡Son muchas!
  • Inocente, saco las canicas de mis bolsillos y, con las manos en forma de cuenco, se las muestro. ¿Te imaginas lo que siguió?
  • De repente, antes de que me pueda dar cuenta, uno de los chicos ha golpeado mis manos por debajo. Las canicas se elevan un corto trayecto y caen al suelo. Otro muchacho me empuja lo suficiente como para que no pueda alcanzar las canicas que sus dos amigos ya están recogiendo. Enseguida emprenden la huida con su botín.
  • Siempre he sido confiado y lo sigo siendo. Elijo confiar; es más sosegado, más reconfortante, menos cansado, más relajado. Lo sé, el fin de la vida no es el sosiego, ni siquiera el relax o el placer. Tampoco la confianza es un fin. Al menos para mí.
  • La confianza es el medio que tengo para lograr mejores resultados, para estar dispuesto a dar lo mejor que sé. Para concentrarme en lo importante.
  • Confío en los demás, confío en mis padres, confío en mi mujer, confío en mis hijos, confío en mis compañeros de trabajo, confío en mis colaboradores, confío en mis amigos, confío en la naturaleza, confío en la Providencia, confío en el futuro, confío en mis capacidades; confío en ti y en tu buena voluntad.
  • Porque soy humano, porque no alcanzo a todo, porque aprendemos de las experiencias, porque tenemos derecho a equivocarnos, porque duermo y la Tierra sigue girando, porque el mundo tiene 5.000 millones de años y la humanidad 70.000. Yo, solo 50.
  • Para que confíes, elijo confiar.
  • ¡Por una vida apasionante!
     vive, disfruta, comparte

 

El triunfo del amor

  • Aunque solemos tenerlo claro, es bueno corroborarlo de cuando en cuando. Ha vuelto a triunfar el amor: hemos alcanzado el 94,7% del objetivo. Por ello, muchísimas gracias, de corazón.
  • Es el amor y la generosidad lo que mueve el mundo. Y la predisposición a ayudar. ¡Estamos siempre dispuestos a reaccionar! Una vez más, nos movilizamos por una causa justa: por la mejora de las condiciones de vida de quien identificamos cercano.
  • Lo hacemos de manera reactiva, cuando se nos solicita, que es lo normal porque no siempre estamos tan alertas o porque son muchas las necesidades. Tantas que podemos sentirnos desbordados y eso, a veces, nos impide actuar.
  • La fecha límite ha llegado. A todos los que habéis contribuido, ¡mil gracias! Y a los que, en esta ocasión no habéis podido hacerlo, gracias también por seguirnos y por vuestro apoyo.
  • A todos, os iremos informando de los progresos de vuestro primer proyecto solidario en Isla de Fogo, Cabo Verde. Y, con independencia de que el primer plazo ha cumplido, los cauces para la solidaridad siguen abiertos. Porque el amor ha vuelto a triunfar, porque siempre triunfa el amor.
  • Feliz semana.
  • ¡Por una vida apasionante!
     vive, disfruta, comparte

Fotografía por gentileza de Taivas Bulud

¡Gracias a la vida!

Descansaba en un cómodo sillón. Una cálida luz tenue inundaba el relajante ambiente. Aquellas personas, aparentemente desconocidas, le preguntaban con interés sincero: 

  • – ¿Por qué caminar tan rápido?
    – ¿A cuento de qué, tanta prisa?
    – ¿Y esas reuniones tan cortas?
    – ¿Para qué apurar a la gente?
    – ¿Por qué tantas fechas límite?
    – ¿Cómo es que le hablas al teléfono?
    – ¿Por qué un no parar?
  • Él también notaba la diferencia, a mejor. Se había acostumbrado ya. Bromeó con serena naturalidad:
  • – No sé por qué; tal vez una sana obsesión arraigada en el inconsciente; algún trauma benigno sin resolver; una patología menor. Fui lento; me cundía poco; tardaba en arrancar y en reaccionar. No encuentro explicación. ¿Y si no soy yo? Digamos, ¡una conversión!
  • No es suficiente. Quieren saber. Interrogan más. Demandan razones convincentes que expliquen el antes y el después. 
  • – ¿Puro activismo infructuoso?
    – ¿No será ir como pollo sin cabeza?
    – ¿Importa más el cómo que el por qué?
  • Silencio en la agonizante noche. Todo se desvanece. Se hace la oscuridad en su mente y en sus ojos cerrados. 
  • Sus niveles de cortisol lo despiertan. Las endorfinas ya recorren su flujo sanguineo, fruto de tan agradable sueño.
  • Arriba, el blanco techo, vagamente iluminado por la luz indiscreta de la farola que traspasa los visillos. Pronto amanecerá. Se encamina a la ducha.
  • Se dispone a desayunar. Enciende la radio. Reconoce su voz; es Violeta Parra:
  • Gracias a la vida, que me ha dado tanto
  • me dio dos luceros, que cuando los abro
  • perfecto distingo, lo negro del blanco
  • y en alto cielo, su fondo estrellado
  • y en las multitudes, el hombre que yo amo.
  • Silencio. Se acabó la batería. Sigue tarareando la canción mientra busca el cargador. Lo conecta. Ahora es Ana Belén la que canta:
  • Solo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente.
  • Que la reseca muerte no me encuentre vacía y sola sin haber hecho lo suficiente.
  • Solo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente.
  • Que el futuro no me sea indiferente.
  • De repente, recuerda con alegría, esperanzado, una fecha límite; su última llamada a la acción está a punto de vencer: viernes 20 de octubre. Sabe que habrá respuestas, que ya hay respuestas.
  • ♥ T. Bancaria IBAN: ES93 2085 9742 1603 3034 6260
  • ♥ Paypal:       20€     50€    100€          Otra cantidad

¡Por una vida apasionante!
 vive, disfruta, comparte

Fotografía por gentileza de Taivas Bulud

 

Última llamada * Last call for action

El próximo viernes 20 de octubre cerraremos el plazo para recibir donaciones. Simplemente, porque el día 24 serán transferidos todos los fondos recaudados a Isla de Fogo, en Cabo Verde.

Son varias las razones que me mueven a hacer esta última llamada:

  1. Todos necesitamos un último recordatorio, hasta para las acciones con las que más comprometidos estamos. ¡También para esta!
  2. Mi compromiso con el proyecto es grande: se trata de mi amigo Gilson Patrick y una familia de su parroquia. Su petición me parece más que razonable y justificada.
  3. Poner una fecha límite es saludable. Me parece la manera más eficaz para que las cosas sean hechas. Un proyecto, si es tal, ha de tener su principio y su final.
  4. Una fecha límite, con la sensación de urgencia asociada a ella, nos anima a la acción inmediata.
  • ¿Cómo puedes hacer tu contribución? Son varias las opciones:
  • ♥ T. Bancaria IBAN: ES93 2085 9742 1603 3034 6260
  • ♥ Paypal:       20€     50€    100€          Otra cantidad
  • En cualquier caso, gracias por tu generosidad y tu apoyo
  • ¡Feliz domingo!
  • www.vidaapasionante.com
    ¡vive, disfruta, comparte!

To another niece

This is for another niece of mine.
Maybe she doesn’t like me to call her divine.
Everybody knows she is.
Let me repeat it, please:
You are so great and divine.
And stronger than an enormous pine.
I enjoy discussing with you.
Sometimes rather than discussing we argue.
It could be in person or online.
Not always we are aligned
Everybody cares
no matter what she or he shares.
Sometimes I complain
again and again.
It is not a disappointment proof,
but something deep in my roots.
I still like such a child game,
trying being like a vane.
Conversations with you are never vain.
This is the reason why I enjoy them.
Is your starting point the commitment
for promoting the world improvement?
For more talks I am due.
Where are you? I have no clue. 
I know you are sincere, my dear.
I will forever love you.

Picture by Taivas Bulud

vidaapasionante.com

A mi divina sobrina

Quizás tú no lo has conocido,
mas no por ello niego que haya ocurrido.
Me preguntaba hace varios años,
¿y si fuera un mal sueño, como antaño?

No tenía forma de ver la luz,
quería esconder la cabeza, cual avestruz.
¿Sabes que duró más de un invierno?
Tan desgarrador, que pensé que era el infierno.

Con la ayuda del más sincero amor,
aliviaba el calor abrasador.
Junto a la familia más cercana,
a la misericordia del creador invocaba.

Poco a poco, logré salir del pozo,
y caminando con gran gozo,
hasta lo más alto de la colina,
me dirigió la mano divina
para desde allí apreciar cuán diferente es la realidad
cuando atrás dejas la enfermedad.

Lo que ocurrió ya no maldigo,
por haberlo pasado, a Dios bendigo.
Puede resultar paradójico,
que algo tan doloroso se torne anecdótico.
De tener fuego a mi alrededor,
he pasado a tenerlo en mi interior.

Te prometo, divina sobrina Carolina,
en todo momento rezar,
y, desde hoy, gracias a Dios dar
por librarte de tan maldita pesadilla.
Te aseguro que pronto mirarás con perspectiva,
y con absoluta tranquilidad,
sonreirás como nunca antes jamás.

vidaapasionante.com 

Sobre las leyes injustas y la lucha no violenta

  • Aquella tarde se le acercó su hija para entablar conversación:
  • – Papá, tú que tanto escribes, ¿por qué no lo haces en tan delicado momento?
  • – Para escribir, necesito inspiración, además de una buena razón. 
  • Y es que, sobre leyes, me falta conocimiento
    como para pronunciarme sobre tan grave acontecimiento.
    Huyo de las emociones, que nublan el entendimiento.
    Busco quién pueda servirme de referente,
    Ante todo, me gusta ir a la fuente. 
    No es lo mismo predicar que dar trigo.
    No basta con qué, ni cómo lo digo.
    Hay que ser consecuente,
    y, para afrontar las consecuencias, también valiente.
  • ¿Qué tal a Nelson Mandela recurrir,
    o al mismo Martin Luther King?
    En su libro Sueño de igualdad,
    dijo Martin lo que para él era verdad 
    cuando la lucha no violenta tuvo que adoptar:
  • Bajo ningún concepto preconizo la desobediencia, ni el desafío a la ley. El que quebranta una ley injusta tiene que hacerlo abiertamente, con amor, y dispuesto a aceptar la consiguiente sanción.
  • Un individuo que quebranta una ley injusta para su conciencia, y que acepta de buen grado la pena de prisión con tal de despertar la conciencia de la injusticia en la Comunidad que la padece, está de hecho manifestando el más eminente respeto por el derecho.
  • Luther King citó a Santo Tomás, cuando de la moralidad de las leyes quiso hablar:
  • Toda norma que no altere la personalidad humana es justa. Todo norma que degrada la personalidad humana es injusta. 
  • Una ley injusta es una norma por la que un grupo numéricamente superior o más fuerte obliga a obedecer a una minoría, pero sin que la norma rija para ese grupo mayoritario.
  • – Papá, ¿por que mencionas a Mandela y a King? 
  • – Para muestra, hija, un botón. Lucharon contra la injusticia sin temor. Por ello, ambos pasaron por prisión. Cambiaron la historia. Hombres valientes los dos.
  • – Por cierto, papá, quiero que me ayudes con los deberes de hoy: una disertación sobre lo accesorio y lo esencial.  

Fotografía por gentileza de Taivas Bulud

¡Feliz domingo!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!

¡Yo, converso!

Converso, sí.
Se ha convertido en una pasión para mí.
Lo disfruto hasta la saciedad.
En cualquier momento, en cualquier lugar.
Sobre no importa qué.
Mis amigos lo ven.
Mis compañeros, también.
Los extraños se preguntan por qué.
Ni yo mismo acierto a entender.
Cómo he pasado de quemarme a prender.
¡Será que soy un converso!
¡Seguro que es eso!

www.vidaapasionante.com
¿Te animas a participar?
Pincha aquí para hacer realidad nuestro proyecto solidario en Isla de Fogo, Cabo Verde.

¡vive, disfruta, comparte!
Fotografía por gentileza de Taivas Bulud

 

Sigue habiendo tantos pies que lavar

  • – ¿Cómo es que te metes en estos líos ahora? ¡Financiar un proyecto de desarrollo! ¿Por qué abrir un frente más para recaudar dinero si ya hay tantas alternativas? -preguntó mi amigo.
  • – Bueno, la gente es generosa cuando le pides ayuda –fue lo primero que se me ocurrió decir.
  • – ¡La gente ya sabe cómo encauzar su generosidad! –insistió el muchacho.
  • – A veces, necesitamos una referencia cercana –dije con convicción.
  • – ¡Eres cabezota! –trató de zanjar el tema mi amigo.
  • – Perseverante, diría yo. También en la generosidad tenemos que serlo. Se me ocurren, al menos, cuatro razones para pensar que esta iniciativa tiene sentido:
  1. Porque nos sentimos impelidos a ayudar más en la medida en que conocemos al beneficiario, con nombre y apellidos, cuando le vemos su cara, cuando conocemos sus circunstancias.
  2. Porque queremos confiar nuestras ayudas económicas a través de medios conocidos, a través de quiénes sabemos que son honestos y que hacen llegar lo recaudado a los beneficiarios de manera íntegra.
  3. Porque nos gusta ver los resultados que produce nuestra ayuda: necesitamos hacerlo tangible para sentir que la causa lo merece, para tener una agradable sensación de logro, en la medida en que hemos contribuido a unos resultados concretos.
  4. Porque, por mucho que tengamos ya establecidos determinados medios para encauzar nuestra solidaridad, siempre hay opción de incrementarla ante causas justificadas.
  • Después de estas razones, mi amigo sonrió y, enseguida, sentenció:
  • – Ánimo, seguro que siempre habrá quien pueda ayudar.
  • – Seguro, ¡sigue habiendo tantos pies que lavar!

¿Quieres contribuir a llevar a cabo el primer proyecto solidario de vidaapasionante.com? 

Puedes hacerlo aquí: 
IberCaja: 2085 9742 1603 3034 6260
Titular: Santiago García Bermejo
Concepto: Donación proyectos solidarios vidaapasionante.com

¡Feliz fin de semana!
www.vidaapasionante.com
¡vive, disfruta, comparte!