Girar y girar

  • Le gustaba bailar el yoyó, así que lo lanzó una vez más.
    Desde arriba, observó cómo los discos giraban y giraban,
    a pesar de que el yoyó no se desplazaba.
    Bajó su muñeca y los discos rozaron el suelo desigual.
    Entonces, el yoyó ascendió enrollando la cuerda en su movimiento vertical.
  • Lo despertó el roce de los discos en el suelo.
    Continuaba tumbado en la cama, boca arriba.
    Arriba, el ventilador giraba y giraba;
    sus aspas dibujaban un círculo difuso, en aparente inmovilidad.
  • Concentró su mirada en el eje, que sobresalía
    como el rabillo de la peonza visto desde lo alto.
    Quieta, horadaba la tierra; su panza tocó la pared del hueco excavado.
    Salió despedida la peonza, con movimiento irregular.
  • Yoyó, ventilador, peonza… mismamente, yo.
  • ¡Por una vida apasionante!
     vive, disfruta, comparte

1 opinión en “Girar y girar”

  1. Gira el mundo gira/en el espacio infinito/con amores
    que comienzan/con ahoras que se han ido/con las penas
    y alegrías/de la gente como yo…

    El mundo/llorando ahora yo te busco/y en el silencio
    yo me pierdo/y no soy nada al verte a ti…
    El mundo/ no se ha parado ni un momento/su noche muere
    y llega el día/y ese día vendrá…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *