¡Agua!

A ti, joven, adolescente: imagina que un día vas de excursión a la montaña. Sin saber cómo, te desorientas, sientes cansancio, pierdes la referencia de la senda… Después de unos minutos de desasosiego, piensas: ¡no pasa nada, llevo agua!

Sí, agua es lo estrictamente necesario para un día de excursión. H2O. En términos moleculares H-O-H. Una fórmula que te valdrá para todas las rutas por las que discurras. La fórmula a la que podrás recurrir siempre. El agua te reconfortará. A todo tu organismo; a tu cerebro también.

H-O-H es la combinación perfecta para transitar las rutas de la vida. Para completar las que te convienen y alejarte de las que no:

Honestidad. En primer lugar, por ti. Para tener la certeza absoluta de que eres una persona digna de confianza. En segundo lugar, por los demás. Que sepan que pueden  relacionarse contigo con tranquilidad, sin temor. Recurre a la honestidad en todo: en tus acciones y en tus reacciones. Busca el bien. El tuyo y el de los demás; busca la verdad y cuenta la verdad. Actúa con honestidad, que conlleva honradez. Honestidad es hacer el bien, incluso cuando nadie te ve.

Obligación de hacer lo que debes, lo que te has propuesto, lo que has elegido hacer. Mantener la palabra, evitar el camino fácil, superar la tentación del abandono. La tentación de no iniciarlo. Haz tu obligación. Tus obligaciones, en plural, que vienen de la autoexigencia que, mantenida, obrará maravillas en tu vida. Obligarte es mantener lo que has elegido con antelación.

Humildad. No eres menos que nadie, pero tampoco más. Diferente. Cualquier persona con la que te encuentres, seguro, será capaz de hacer alguna cosa mejor que tú; te superará en una o más habilides. Dignifica a cada persona. Relaciónate con todas, busca aprender de cada una. Ayuda, ama, respeta, sirve. Comparte tus talentos. Úsalos para el bien común. Humildad es aceptar el aprendizaje del prójimo, dejarte guiar.

Jesús, cansado del camino, se sentó junto al pozo. (…) Vino una mujer de Samaria a sacar agua y Jesús le dijo: “Dame de beber

Juan 4: 6,7

¡Por una vida apasionante! 
vive, disfruta, comparte
Por el mismo autor: www.15habitos.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *